A un mes de la muerte de Nicholas Dominici, de un año de edad, por exposición al fentanilo, su familia sigue de luto.

El domingo por la noche se organizó una vigilia en la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles en el sector de Kingsbridge Heights de El Bronx.

TE PUEDE INTERESAR:

En las imagenes se observa al padre del menor, Otoniel Feliz, con una vela para honrar la vida de su hijo.

 

 

 

"Estas velas, es la señal que la vida de mi hijo, de nuestro hijo, siempre va a brillar... y yo sé que la muerte de mi hijo no va a ser en vano", dijo el padre.

Desde la muerte de Nicholas, la dueña de la guardería, su esposo y su primo han sido arrestados y enfrentan cargos de asesinato y drogas.